Virgen de Guadalupe

2 DE NOVIEMBRE: DIA DE LOS FIELES DIFUNTOS

El Calendario Litúrgico de la Iglesia, nos presente dos fiestas seguidas, 1a. de noviembre se conmemora a todos los Santos y Santas y 2a. a todos los fieles difuntos. En dicha conmemoración se acentúa la comunión.

Los Santos que gozan de la visión de Dios interceden por nosotros que peregrinamos en este mundo y nos estimulan con su ejemplo y oran a Dios Padre para apresurar la Gloria eterna de las almas que se purifican en el purgatorio.

La muerte, no debe considerarse como la destrucción total del hombre, sino como el transito a una vida verdadera: LA VIDA ETERNA. San Pablo en la 2 Cor 5, 1 nos dice:"que si esta tienda que es nuestra habitación terrestre se desmorona, tenemos una casa que es de Dios, una habitación eterna que esta en el cielo." Nosotros peregrinos en la tierra, difuntos en el purgatorio y los bienaventurados en el cielo, estamos en camino hacia la Resurrección final que nos hará plenamente participes del misterio pascual de Cristo, por consecuencia, mientras peregrinamos en el mundo estamos llamados a orar unos por otros, ofrecer sufragios por nuestros muertos, que reposan en los campos Santos, "por que es una idea piadosa y santa rezar por los difuntos para que sean liberados de sus pecados" 2 Mac 12, VI

En el Marco de esta celebración liturgia, la Iglesia también acentúa, la fe y la esperanza en la vida eterna. En el libro de la Sab 5,1 se nos enseña "que las almas de los justos están en las manos de Dios y no les alcanzara tormento alguno"; por que quienes han creído en Dios y le han servido en su vida mortal, la muerte no es un asalto en la nada, sino en los brazos de Dios, la muerte es el encuentro personal con El, para permanecer junto a El en amor.

No hay duda que el 2 de noviembre, los diversos cementerios serán visitados por miles de personas para enflorar a nuestros seres queridos, es un gesto de amor, de comunión, expresando con esto, que nuestros difuntos viven en la memoria y en el corazón de todos nosotras. Todos los sacerdotes elevamos nuestra plegaria por los fieles difuntos. Es bueno, que nuestras autoridades cuiden para que los cementerios sean verdaderos campos Santo, no potreros donde transiten vacas, cabras tuncos etc.

P. Edy Platero Párroco Iglesia El Calvario, Ciudad de San Vicente.

CELEBRACIÓN DE LA JORNADA MUNDIAL DE LOS ENFERMOS

PRIMER ENCUENTRO PARROQUIAL DE JÓVENES